Modelos de autoridad: ¿cuál es tu estilo para educar? - Hogares Union

Modelos de autoridad: ¿cuál es tu estilo para educar?

2015-02-11 14:13:29¡
Errores-al-educar-a-tus-hijos

Los padres son las figuras más significativas del niño. Ofrecen a los hijos, un modelo de autoridad a imitar. Cuando los niños son educados con un estilo autoritario, en el que puede existir violencia en diferentes niveles y tipos, tienden a copiar ese patrón y de adultos pueden ser padres violentos o permitir que los maltraten, porque eso fue lo que aprendieron
El estilo de autoridad también influye sobre la calidad de la relación con los hijos, en como se sienten y las conductas que manifiestan. Si se quieren futuros adultos felices y responsables es necesario tener un estilo de autoridad basado en una firmeza amorosa que surge de la comprensión del hijo y de su proceso educativo (estilo democrático).

Es necesario que como papá o mamá, sepas que se puede modificar o cambiar la forma de asumir y administrar la autoridad en la educación de tus hijos, para ello, primero identifica el estilo al que tiendes más y haz lo necesario para cambiar aquellas formas que dañen a tu hijo o no contribuyan a su educación.

Algunas características de los estilos de autoridad:

Permisivo
Por lo general es muy cariñoso. Se preocupa mucho por quedar bien con el hijo, por lo que para evitar conflictos, no pone límites o los cambia constantemente, dejando que el hijo diga que hacer. Dándole lo que quiere y en el momento que el niño lo pide. El progenitor, busca resolverle todos los problemas, evitando que enfrente cualquier dificultad en lo posible. Sólo le interesa que su hijo este bien y contento. Tiende a utilizar los premios. Deja pasar situaciones de corrección importantes en el hijo con tal de no contrariarlo. Generalmente el niño obedece cuando obtiene algo a cambio o para quedar bien con la madre o el padre.

Autoritario
Tiene dificultad para expresar el amor. El interés principal es que el niño cumpla órdenes impuestas por el poder de la autoridad, por lo que prefiere establecer límites rígidos para tener el control. Se vale de amenazas y castigos para educar. Tiende a ser agresivo e hiriente en la forma de dirigirse al hijo, no viendo sus necesidades reales. Generalmente el niño obedece por miedo.

Indiferente
Tiene dificultad para expresar el amor. El hijo lo percibe frío y distante. Delega el cuidado y educación del hijo a otras personas. Regularmente no establece límites claros, tiende a los extremos: no poner límites o reprimir fuertemente en algún momento sin motivo o sin razón aparente. El niño vive sin pautas claras para seguir, lo que se refleja en su conducta. No sabe que se espera de él, ni lo que esta bien o mal.

Democrático o Autoritativo.
Por lo general es altamente cariñoso. Su atención principal es el niño y lo que necesita en su educación. Establece límites claros y flexibles de acuerdo a la situación del niño y lo conveniente en su educación. Existe una relación de confianza basada en una comunicación efectiva. Reconoce el esfuerzo y logros de su hijo. Escucha, orientan y brindan apoyo. El niño obedece a esta autoridad porque sabe que lo cuida y lo protege.

Continúa con tu mejoramiento. Recuerda que cada día puedes ser mejor mamá o papá del que eres ahora.
Mtra. Elizabeth Calderón del Río
Ciencias de la Educación
Educación Familiar
Logoterapeuta

Próximos temas: Qué pasa cuando utilizas el premio y el castigo para educar. Educación en valores. Cómo formar hábitos en los niños. Niños tiranos, padres esclavos. Cómo enseñar a tu hijo a manejar las emociones. Consecuencias de los diferentes estilos de autoridad.