La verdad sobre los descuentos y ofertas. - Hogares Union

La verdad sobre los descuentos y ofertas.

2015-11-05 12:13:15¡
La-verdad-sobre-los-descuentos-y-ofertas.

Estamos en el punto en que comienza la temporada de compras, ya sea por El Buen Fin o por las fiestas decembrinas y las tiendas no perderán la oportunidad de sacar mercancía de bodega para entrar de lleno con la nueva temporada y por supuesto, tu no desperdiciarás la ocasión.

Pero ten mucho cuidado, quizás mientras tú sientes que estás ahorrando, realmente no estás haciendo otra cosa más que gastar con “justificación”. Para saber si realmente estás ahorrando y no comprando por comprar, formúlate una pregunta, ¿realmente lo adquiriste porque lo necesitabas desde antes? O fue porque se cruzó en tu camino como una gran oferta.

La diferencia entre saber si realmente aprovechaste una buena oportunidad de oferta o descuento, está en la manera en que adquiriste el producto, por ejemplo: si desde hace tiempo tienes ganas de comprarte una bicicleta, pero estás esperando a que el precio disminuya o puedas pagarlo a pasos y la oportunidad se presenta, realmente estás ahorrando, pues de cualquier manera la hubieras comprado en algún momento a su costo regular, por lo que ya tenías un presupuesto destinado a ello y terminaste gastando menos de lo pensado.

Pero si al contrario, decides comprar un artículo en el que antes no habías pensado o no era una necesidad para ti, pero lo terminas haciendo simplemente por el hecho de verlo en descuento, definitivamente no está haciendo más que gastar, pues evidentemente no tienes un presupuesto planeado para eso. Por lo que realmente estás gastando y no ahorrando.

Otro disfraz que pueden tener las ofertas, es que realmente a la hora de ofrecerte la promoción, no necesariamente te están ayudando a ahorrar, pues en muchas ocasiones, el valor que te muestran no es el real, pues algunos establecimientos llegan a modificar sus precios unos días antes de la oferta, para así hacerte creer que realmente están bajando el costo.

Un claro ejemplo es cuando un día vas al centro comercial y ves un suéter en $200,  pero por el momento no se ajusta a tu presupuesto, aunque no te parezca que el precio sea elevado y prefieres esperar un mes más a que inicie la temporada de ofertas, al llegar ese momento, el suéter cuenta con un precio de $160 y decides aprovechar la oportunidad, aunque lo que  no sabes, es que probablemente un mes antes de haber visto el suéter en $200, la prenda ya costaba $160 y únicamente subieron el precio para regresarlo a su normalidad en el momento indicado y hacerte creer que realmente fue una excelente compra.

Cuando estés esperando a que las ofertas llegues, asegúrate de saber qué es lo que deseas adquirir en descuento y no esperar a que llegue el día y ver qué promoción te conviene, recuerda siempre comparar ofertas y aunque no puedas adquirir ahora el artículo, revisa cuál es su precio normal y cuál es la ventaja que te ofrece la oferta.

No gaste por gastar y elige aquello que será útil en tu vida y no compres sólo por impulso.