Cómo enseñar el orden a los niños - Hogares Union

Cómo enseñar el orden a los niños

2015-06-16 10:00:04¡
CÓMO-ENSEÑAR-EL-ORDEN-A-LOS-HIJOS

Alrededor de los 2 años es cuando los niños son más sensibles para iniciar a formarse en el orden. A esa edad les encanta sacar y meter cosas en diferentes recipientes. Por lo que si se les enseña y refuerza esta conducta desde temprana edad, será más fácil que aprendan y mantengan ese hábito.

Formar el hábito del orden favorece en el niño la estructura del pensamiento, el razonamiento lógico, el uso operaciones mentales (clasificación, seriación, manejo del número) la observación, el gusto por lo estético y la educación en valores como la puntualidad, laboriosidad y perseverancia.

El orden tiene que ver con la iniciativa de organizar, distribuir y realizar ciertas actividades; utilizando reglas lógicas para el manejo del tiempo y del espacio. Se puede decir que una persona tiene el hábito del orden cuando establece con determinación, sin dificultad ni tardanza el acomodo de los objetos y de las acciones de manera armónica y eficaz.

Es importante recordar que el orden es un medio no un fin, por lo que para que sea un buen hábito tiene que tener un equilibrio, ni que falte ni que se exceda en él. Los padres requieren ser moderados en este sentido, para indicar de manera precisa aquello en lo que es necesario esforzarse y de que manera. Los niños necesitan saber que se espera de ellos.

Dentro de lo que podemos hacer para facilitar este aprendizaje, encontramos lo siguiente:
• Sé un buen modelo. Seguramente si ve que eres una persona a la que le guste tener orden, te imitará.

• Enséñale a recoger sus juguetes. Desde pequeño, ponle el acento en que las cosas que se ocupan, se regresan a su lugar después de terminar de usarlas.

• Establece rutinas o series de actividades. Para los menores es más fácil seguir actividades ya establecidas y relacionadas entre sí, porque aprenden la secuencia y se guían por ella.

• Jueguen a guardar cosas. Guardar de manera divertida hace más amena y fácil la actividad.

• Tenle espacios y recipientes específicos. Es más fácil poner todo en orden cuando existe un lugar y una forma de acomodar las cosas. Si esos espacios son elegidos con base a la funcionalidad en la casa, será más fácil para el pequeño acostumbrarse a respetarlo.

• Ponle etiquetas a los recipientes. Escribir el nombre o dibujo (según la edad del niño) en los recipientes para que sea más fácil identificarlos.

• Ayudar en la cas a ordenar. Pedirle que ordene junto contigo algunas cosas para que se de cuenta como las acomodas.

No olvides que conforme va creciendo tu hijo(a) es necesario reforzar la virtud del orden. Apoyándolo para que descubra otras formas de ordenar más divertidas y más funcionales. Guiándolo para que vea y aprecie las ventajas de tener su cuarto ordenado, sus útiles, sus juguetes, etc.

Mtra. Elizabeth Calderón del Río
Ciencias de la Educación
Educación Familiar
Logoterapeuta

logoedufamilia9@gmail.com

Temas siguientes: Niños sobreprotegidos, hombres y mujeres dependientes. Educa en la igualdad y la equidad.