Cómo manejar los berrinches - Hogares Union

Cómo manejar los berrinches

2015-04-29 17:39:36¡
como-controlar-los-berrinches

Alrededor de los 2 o 3 años aparecen los primeros berrinches o rabietas en los niños. Son disgustos grandes  y exagerados acompañados de gestos, patadas, gritos o llanto. Pueden surgir en cualquier momento y generalmente se deben a que el pequeño siente alguna incomodidad.

Lo primero que hay que hacer es identificar si existe una necesidad específica en el niño, como algo que lo esté doliendo o lastimando, si está cansado o tiene hambre; si es así, buscar como satisfacer esa necesidad.

A veces los niños, por el poco lenguaje que tienen a esa edad, no saben como expresar lo que sienten y las pataletas surgen por esa impotencia que sienten al no poder manifestar lo que les pasa.

Otras veces esta conducta obedece a que los niños se fastidian de estar mucho tiempo quietos o en un solo lugar y si a esto se le suma que tengan sueño, pues buscan como sacarlo, por eso es tan importante que el adulto encuentre como identificar y satisfacer la necesidad del pequeño.

Cuando el niño es más grande, está conducta puede producirse para cansar a los papás y salirse con la suya, cuando es así, lo más recomendable es distraer al niño con otra cosa, sorprenderlo haciendo algo diferente y llevarlo a otro lugar donde no corra riesgo de lastimarse, en ocasiones con este cambio se detiene la rabieta. De no ser así, el adulto no debe ceder, porque al rendirse el niño tomará la medida y lo hará cada vez que quiera algo y no se le de inmediatamente.

El problema más frecuente es que los padres se desesperan y acaban cediendo a sus caprichos y los niños van tomando ese comportamiento como un mal hábito para conseguir agobiar a los padres y salirse con la suya.

Para educar a tu hijo te recomiendo que sigas estos pasos en cuanto sientas que viene un berrinche.

1)      Checa que el niño esté cómodo.

2)      Si es su hora de dormir o comer busca satisfacer su necesidad.

3)      En caso de que sea una conducta para salirse con la suya ante un “no” que tú le diste, distráelo con otra actividad o llévalo a un lugar seguro y déjalo un rato a que se le pase.

4)      Cálmalo, con un abrazo o diciéndole palabras que lo tranquilicen, con un tono suave.

5)      Luego platica con él y explícale que de esa forma nunca va a tener lo que quiere.

 

Mtra. Elizabeth Calderón del Río
Ciencias de la Educación
Educación Familiar
Logoterapeuta

logoedufamilia9@gmail.com

 

Temas siguientes: ¿Conoces los derechos de los niños? Cómo formar el hábito de la lectura en tus hijos.