Usos del bicarbonato de sodio que seguramente no conocías - Hogares Union

Usos del bicarbonato de sodio que seguramente no conocías

2015-11-12 10:06:51¡
Usos-del-bicarbonato-de-sodio-que-seguramente-no-conocías

Es probable que en múltiples ocasiones recibas consejos sobre cómo limpiar tu horno de gas o eliminar olores en el congelador utilizando bicarbonato de sodio. Aunque quizás no sepas que existen muchos otros usos que puedes darles a este famoso polvo.

Checa los consejos que hemos recabado y ahorra dinero en decenas de productos que quizás no funcionan como deberían o que no te dan los resultados que deseabas.

Suavizante para pies

A lo largo del día, los pies pueden llegar a estar expuestos a distintos factores como el sudor o la suciedad que los lastiman o  los hacen lucir viejos y descuidados. Elimina todo aquello ajeno a tu piel, como malos olores y células muertas. Sólo toma una bandeja (deben caber perfectamente tus pies) y llénala con agua y tres cucharadas de bicarbonato de sodio, remoja tus pies por 10 minutos y enjuaga. Con un cepillo de cerdas suaves o una toalla retira los residuos.

Elimina el mal aliento

Ya sea por la comida o por algún problema estomacal, en ocasiones por más que laves tus dientes, no es posible lograr que el mal aliento desaparezca. Elimina el mal aliento haciendo gárgaras de bicarbonato de sodio diluido en agua potable, notará que el mal aliento se va.

Exfoliante

Es común que las células muertas y la grasa lleguen a alojarse en tu piel, esto podrás notarlo en codos y rodillas resecos o en granitos. Lo mejor en estos casos es exfoliar tu piel. Para retirar las células muertas, agrega un poco de bicarbonato de sodio a tu crema y unta en las zonas más afectadas. Para eliminar barritos, forma una pasta mezclando bicarbonato de sodio con gotas de limón y aplica en el granito, debes hacerlo siempre de noche, pues al estar en contacto con el sol, podría manchar tu piel.

 

Blanqueador dental

No es casualidad que sea utilizado en algunos productos de limpieza bucal, ya que es un potente blanqueador. Para lograr buenos resultados, mezcla un poco de agua con bicarbonato de sodio y una pizca de sal. Utiliza la mezcla como pasta dental y cepilla tus dientes con ella. Enjuaga y repite en algunas ocasiones.