Quita el óxido de tus sartenes fácilmente - Hogares Union

Quita el óxido de tus sartenes fácilmente

2015-03-20 17:01:35¡
Quita-el-óxido-de-tus-sartenes-fácilmente

A veces la humedad en nuestros muebles o los residuos de agua pueden provocar que tus ollas y sartenes se oxiden haciéndolos casi inservibles. Afortunadamente hay maneras de rescatarlos y así alargar su tiempo de vida.

Evita que tus sartenes guarden sabores que con el tiempo se impregnen en tu comida, sobre todo aquellos hechos de acero y aluminio. Utilizar esponja o fibra no siempre es suficiente, así que debes recurrir a algo más para volverlos duraderos, aquí te damos algunos consejos para que regresen a su estado normal.

¿Qué hacer para que no se oxiden?

Para evitar que tus sartenes se oxiden, es necesario que al guardarlos se encuentren completamente secos, si tienes que acomodarlos y no tienes tiempo, puedes secarlos con un paño seco y ponerles un poco de aceite de oliva, este último puedes esparcirlo con una servitoalla, verás que te ayuda a dar una capa protectora. Antes de usarlo de nuevo verifica que no tenga polvo.

¿Qué hacer si ya se han oxidado?

Necesitas:

Agua caliente

Jabón lava platos

Bicarbonato

Piedra pómez

Lo primero que debes hacer es lavar tu sartén de forma normal, esto es para deshacerte de los restos de comida o suciedad que pueda contener.

Posteriormente deberás poner un poco de agua caliente en el interior con un poco de jabón lava platos y mover de tal forma que se cree un poco de espuma, deja reposar unos minutos y enjuaga. Con esto lograrás desprender un poco del  óxido acumulado.

El resto del óxido puede ser posible que se retire dejando reposar el sartén con un poco de agua y bicarbonato de sodio.

Si el óxido sigue aún en tu sartén, toma la piedra pómez, agrega unas gotas de agua y talla con delicadeza la superficie oxidada, de preferencia en círculos. Esto debes hacerlo con suavidad, pues si lo haces muy duro, es probable que rayes de más tu sartén y a la hora de utilizarlo la comida se meterá en las rayas que queden.

Recuerda que todo esto se puede evitar si cuidamos de manera correcta todos nuestros utensilios de comida.